domingo, 10 de abril de 2011

Y no preguntes por qué te quiero.

"Odio que me rompas en dos cuando me hablas. Odio que tu sonrisa me ahoge y que tu mirada me atraviese. Odio que te acuerdes del dia en que nos conocimos. Odio que te preocupes cuando estoy mal. Odio que te hayas clavado poco a poco en mi corazón, y odio que sigas ahí. Odio que hayas cambiado mi vida. Te odio. Y te odio porque haces que no sea capaz de odiarte. Y entonces, me odio ami, porque odio que seas cómplice de mi sonrisa. Odio que mi corazón esté así. Odio mirarte a los ojos y reir y llorar por dentro. Odio que mi felicidad se reduzca ati, odio no ser nada sin ti. Odio ser tan pequeña a tu lado. Pero, lo que más odio, es que te quiero. Y odio tanto no poder odiar tu voz nombrandome. Y odio no poder odiar mi mirada buscando la tuya. Odio no poder odiar la inmensidad de tus ojos, y no poder odiar cada pedazito de ti en mi. Y, sobre todo, odio que tu corazón esté en el mio, y que lo llene por completo, y que me haga grande, y no poder odiarlo."
Por: Yaisa Serrano.

2 comentarios: