domingo, 15 de mayo de 2011

"Miradas cómplices"

Más que un destino en común
Son más que un sentimiento, una palabra, una caricia hasta más que un beso.
Querer y no poder, esa es la cuestión, querer llamarle, hablarle, reírse con él, cuando de repente embobada ve que la mira, se sorprende y mira rápidamente hacia otro lugar.
 Ella suelta un carcajada, no de risa, de alegría, esa mirada la hizo feliz, pero pensaba que era solo una pura coincidencia, él se quedó extrañado, confuso pero lo olvidó a los tres segundos...
Al rato, vuelve a suceder lo mismo, un poco extraño ¿no? Si a él no le importaba nada ¿que quedaba por pensar? Que era una coincidencia, casualidad o algo más...
Cosa del destino o no, sus miradas se cruzaron sin haber hablado nunca, sin saber sus nombre, completamente desconocidos el uno del otro pero, con algo en común: ambos creen en el destino.

1 comentario:

  1. jope, que bonito... yo también quiero creer en el destino^^

    ResponderEliminar